215585_228196197303564_393526822_n

El Ojeando Festival ,con tintes andaluces, nos ha dejado con ganas de más. Dos días nos ha resultado poco, aunque analizando todo el fin de semana, no ha habido tiempo para descansar.

La organización de dicho evento ha avecinado un buen desarrollo en cuanto a pasadas ediciones, signo de como el festival va creciendo y evolucionando por año, eso sí, con los mismos ideales que en sus inicios. La única diferencia entre ediciones anteriores es el cobro de la entrada de 15 euros por dos días de conciertos en el Escenario Patio, cumpliendo todas las expectativas colgando el cartel de “Sold Out” el mismo sábado por la noche, dejando con las ganas de ver a Love of Lesbian, Zahara o Fuel Fandango a muchos seguidores del festival. Estos ojeadores sin entrada no tuvieron ningún problema en acudir a los otros dos espacios que siguen siendo gratuitos, el Escenario Plaza que albergó conciertos en directo y el Espacio Molino, donde la música electrónica y sesiones de Dj´s suenan hasta altas horas de la noche.

Los dos días del festival se desarrollaron con grandes pinceladas de buen rollo, aparte de la música (gran protagonista indiscutible) pudimos encontrar en el centro del pueblo puestos de comida (¿Quién no probó las empanadas de pollo o queso de cabra a 1,50 €?), bares y artesanía. Y por si refrescaba la noche, podías comprar camisetas y prendas tanto del festival como de los grupos que eligieron el Ojeando para presentar sus nuevos temas a los fans andaluces.

 VIERNES

El pasado viernes, el grupo local Stone Pillow abrió oficialmente las actuaciones venideras del escenario del patio del colegio. Estos chicos, que empezaron a darse a conocer en el Velvet Club (Málaga), afianzan su carrera musical en uno de los festivales andaluces más importantes del panorama independiente presentando su EP Escena Primaria.

La noche continuó con las actuaciones de Second, Niños Mutantes, El Columpio Asesino y Disco Mordisco. Second ofreció una actuación muy carismática teñida de toques muy atractivos. Los veteranos Niños Mutantes (como dijeron: “ya no somos tan niños”) felicitaron al festival por superarse año tras año ya que la formación ya había actuado en ediciones anteriores. Los granadinos presentaron canciones de su nuevo disco “Náufragos” con otros temas de discos anteriores como “Noches de Insomnio” o “Te favorece tanto estar callada”. El columpio asesino, tras la actuación de los Niños Mutantes, defendieron sus temas y ofrecieron un buen espectáculo. El público no estuvo tan receptivo como en las actuaciones de sus predecesores pero aun así, sus fans se quedaron satisfechos.

 SÁBADO

Todas las previsiones y expectativas iban a cumplirse el segundo día de festival, el sábado se dieron cita las actuaciones de La Cena, Zahara, Love of Lesbian, Fuel Fandango y repitiendo escenario, Disco Mordisco. Con las entradas agotadas y el patio del colegio lleno de fans, la noche premonizó una velada no… una fiesta de buena música y buen ambiente. Zahara nos enamoró e hipnotizó con sus bailes sobre del escenario, impresionando al público con los últimos 10 minutos de actuación puro fuego 100%. Temas como “you´re the one i want”, el gran tema de la película Grease y temas de su último disco “La pareja tóxica” dieron lugar a una actuación electrificante, ¡Esta chica nos encanta!

Todos los presentes se unieron a la actuación de los catalanes Love of Lesbian, juntos llegaron al clímax del festival. Su actuación fue una montaña rusa llena de emociones: bailamos con “si tu dices ven yo digo affleck”, nos estremecimos con la versión “Allí donde solíamos gritar”, nos reímos y disfrutamos con la fantástica y loca “Marlene” y no paramos de saltar y cantar al unísono “Club de Fans de Jonh Boy”. La actuación de LOL superó con creces el sobresaliente, más de dos horas de disfrute, baile y diversión.

La actuación de Love of Lesbian no eclipsó para nada a Fuel Fandango que, a quienes no los conocían les encantaron y a los que sí, disfrutaron de un gran directo y puesta en escena. Nita y Alex se hicieron con el público desde la primera canción y con temas como “The engine” o “Talking”. Demostraron que su fusión musical gusta y sorprende. La combinación de la puesta en escena con flores rojas, luces cálidas y su estética particular, embrujó al público con una de las actuaciones más vistosas del festival.

El Ojeando Festival 2012 ofreció calidad en su organización, afianzando su imagen como uno de los festivales de verano imprescindibles de la música independiente. Nada tiene que envidiar a otros festivales, ya que año tras año su calidad aumenta en todos los sentidos, sentidos que han sabido transmitir a todos los festivaleros.

Texo e imágenes por José Baez

574669_228196550636862_1576133350_n

578789_228196100636907_2065693393_n

198844_228196147303569_1053733109_n

 

217824_228196563970194_935647174_n

226337_228196510636866_1740932822_n

376717_228196333970217_842683838_n

378180_228196593970191_696875901_n

484142_228196320636885_1012933908_n

2cmagazine
También en

2cmagazine

Cultura creativa. Arte actual. Moda independiente. Fotografía analógica.
2cmagazine
También en

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *