El 101 Sun Festival ha cumplido con todas las expectativas que todo gran festival necesita para aparecer en la oferta de festivales veraniegos a nivel nacional e internacional, aunque no nos olvidemos de los festivales de la provincia como el Ojeando Festival, que cada año supone una cita indispensable, y del recién llegado Weekend Beach Festival en Fuengirola.

Dos escenarios nocturnos con 22 artistas y un escenario diurno en La Térmica con 12 formaciones han servido para que unas 11.000 personas asistan a la primera edición del 101 Sun Festival. Decimos primera edición porque según la dirección la oferta hotelera y gastronómica de Málaga es variada para los bolsillos (no como los precios de las bebidas en el festival) y ha causado un impacto económico de dos millones de eurazos. Vamos, que en 2015 aterriza en Málaga una segunda edición.

11.000 personas han asistido a la primera edición del 101 Sun Festival

No es lógico comenzar por el final del festival, pero la estela del mágico directo de Crystal Fighters con la luna a las espaldas del público ronda en la memoria de muchos. Su directo lleno de percusión, electrónica, voces, coros y movimientos fue el broche perfecto para cerrar la primera edición de muchas. Canciones como “I Love London”, “Follow” o “You & I” fueron cantadas y bailadas al ritmo de la banda. Menos mal que gracias al festival mas de uno ha descubierto a un grupazo como ellos.

Volvamos al viernes, cuando todo comenzó. Tras el momento en el que te adjudican tu pulsera festivalera (las de tela molan mas) lo primero que veías al entrar son los dos escenarios enfrentados entre sí y todo césped, un letrero gigante de Cruzcampo, una máquina de feria al más estilo Hulk y una zona de merchandasing se encontraban en la entrada. Nois Nebluma abría la sucesión de conciertos desde las 17.30 en el escenario Cruzcampo.

Es de agradecer que gracias a las gradas del Estadio Olímpico quedase todo a la sombra a partir de las 19h de la tarde, momento en el que Triánngulo de Amor Bizarro tocó en directo. Sonaron regular, y no por ellos. Es complicado cuadrar el sonido a la perfección cuando hay tantos grupos.

Lori Meyers y Russian Red encabezaron el cartel a nivel nacional

Ya sobre las 21h del viernes Lori Meyers hizo un recorrido por toda su carrera musical, desde la mítica e incondicional “Luces de Neón”, hasta nuevas canciones de “Planilandia”. Tras los bailoteos de Spector, el cabeza de cartel del viernes 11, Franz Ferdinand, apareció cual iluminado (un punto a favor para los técnicos de luces). De nuevo las guitarras sonaron y el público cantaba y bailaba con tubo luminosos de publicidad con las conocidas “Take me Out” y las no tanto.

De cara al cartel del sábado una de las cabeza de cartel nacionales, Russian Red, no llegó a las expectativas. Su nuevo trabajo, “Agent Cooper”, sonó diferente, aunque al final de su directo supo conectar con el público cuando Lourdes soltó la guitarra. En cambio, Amaral tendrá sus anti-seguidores, pero hay que admitir que suenan terriblemente bien en directo. La fuerza con la que cantó “Kamikaze” hizo que el público fuese un coro que cantaba cada una de sus letras.

Han sido en total 3 días de festival incluyendo los conciertos diurnos de La Térmica. El balance es mas que positivo y el ambiente fue bastante bueno en general. Los adornos florales, las camisetas hawaianas, y algún disfraz de gamba eran la tónica por excelencia, pero estamos de festival y tenemos 101 razones para repetir!

 

 

José Baez
También en

José Baez

Periodista. Escribo sobre tendencias en música, fotografía analógica y cultura creativa. Creador y responsable de 2C Mag.
José Baez
También en

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *